La cadena de valor en una Economía Digital

CADENA DE VALOR, la primera definición que arrojo Google fue: “Es una herramienta estratégica usada para analizar las actividades de una empresa y así identificar sus fuentes de ventaja competitiva”. Michael Porter experto en estrategia empresarial y creador de Competitive Advantage: Creating and Sustaining Superior Performance, explora la ventaja competitiva mediante aprovechar cada eslabón de la cadena para crear valor y desarrollar este mediante el análisis estratégico de los productos y/o servicios.

Si queremos transformar nuestra economía hacia una más sostenible, estable y equitativa, es necesario rearmar las cadenas de valor en todos los sectores, es decir, un cambio profundo, experimentar la metamorfosis con un simple método científico -observación, hipótesis, tesis-  aprovechando cualquier eslabón donde podamos optimizar el costo con más valor económico, poniendo a los consumidores en primer lugar con atributos y características de los servicios y/o productos que sean percibidas por los clientes al mismo tiempo que son valoradas, sin descuidar la responsabilidad social y ambiental en donde la concientización empresarial es primordial para la sustentabilidad.

“Servir las necesidades actuales,

sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones

de hacerlo en su momento” Sustentabilidad.

Primer Ministro de Noruega 1987.

Lo anterior se comprende mejor entendiendo las relaciones entre megatendencias: sustenibilidad, cadenas de valor cada vez más extensas y globales y la promesa del poder transformador de las tecnologías exponenciales, donde el prestigio y calidad sean parte de una estrategia de diferenciación. El desarrollo estratégico de cualquier compañía en los próximos 5 a 10 años se desplazará por estos caminos.

La Economía Digital representa un cambio y un desafío para todas las industrias, donde las aplicaciones digitales son la principal atracción, este es el caso de Uber, Airbnb, o Amazon, que transformaron –respectivamente- el sector de transporte privado y pronto la logística dentro de las ciudades, la renta de espacios y el sector retail, sin mencionar todo lo relacionado con IA; en Chile tenemos el caso de Corner Shop y Listoco, entre otros productos digitales que se encuentran en pañales.

En la economía digital y en especial los mercados emergentes encontramos la oportunidad de generar crecimiento y acercar a los que no están incluidos en el mercado, mejorando la productividad de cadenas de valor completas y gestión de los riesgos y las relaciones con todos los grupos de interés, es aquí donde la tecnología tiene un papel principal en la creación de nuevos servicios y/o productos con costos bajísimos en la hasta la transacción final -input a output- teniendo en cuenta el aumento de datos global, ampliando el universo de consumidores con una hipercompetencia en todas las industrias, teniendo la oportunidad de aumentar el valor y crear beneficios a largo plazo.

Value Chain

A pesar de la vertiginosa velocidad de los cambios, toda empresa necesita una estrategia digital y un modelo de negocio. De forma resumida podría decirse que, tanto en la economía digital, como en la tradicional, existen básicamente dos modelos o la combinación de ambos: el pago, en el que el usuario paga para un servicio o producto o el modelo “free” en donde un tercero a través de la publicidad lo paga por él. Los sectores más tradicionales que han negado el impacto de lo digital se encuentran ahora con el reto de diseñar modelos de negocios sostenibles para vender servicios y productos a consumidores con estándares altos y cada vez están menos acostumbrados a pagar debido a las existencias de servicios freemium (el usuario no paga el servicio básico, pero sí la versión sin publicidad o versiones más sofisticadas) como por ejemplo Skype o Spotify, Si hablamos de servicios con un “fee” mensual, se nos vienen varios a la mente, desde soluciones digitales para el hogar y la oficina, el colegio y la universidad, con miles de productos y servicios diferentes.

Lo importante está más allá del precio, es el valor que generamos y desarrollamos y, por sobre todo, las aplicaciones, productos o servicios digitales tienen una proyección inmensurable mejorando la cadena de valor si tenemos una visión analítica de nuestros clientes, el mundo.

 Esteban Miranda, Gerente de Servicios, Blue Solutions.

Advertisements

Revolución de los Datos – 4ta Revolución Industrial.

Hora de Imaginar y Crear.

Estudios prevén que para 2020, una persona generará 1,7 megabytes de información por segundo, es más, diariamente en el mundo son generados 2,5 exabytes de información, el equivalente a 16 billones de CD (por día).

Bernard Marr (Best-Selling Author, Keynote Speaker and Leading Business and Data Expert) hace entrever la cantidad de datos disponible en 4 años, aumentando a 44 zettabytes (4,4 zettabytes tamaño actual).

El 90% de la información en el orbe ha sido generada en los últimos 2 años y se estima que la misma cifra crecerá en un lapso de 6 meses o menos. Diario Financiero – Dic 2015.

¿Qué haremos con tanta información?

LinkedIn, Facebook, Waze, Uber, Tripadvisor, Trivago, por nombrar algunas, montan su estrategia de negocio mediante inductores de valor con exigencias, compromiso, calidad, eficiencia, ahorro, feedback y dinamismo requerido para ser parte de la 4ta Revolución Industrial; Sumándose al ya creciente éxodo de emprendedores y startup que han utilizado datos recopilados y almacenados, creando maravillosos productos con capacidades de análisis y procesamiento de información, más inteligencia artificial que añadido a la potencia y suficiencia de aprendizaje en modelos de redes neuronales que hoy poseen la mayoría de las aplicaciones antes mencionadas, cubren las necesidad de los consumidores, adaptándose a tiempos contemporáneos, en la cual la competencia de proveedores de servicios es cada vez reñida dado la variedad de herramientas disponibles y, requiere de constante conocimiento y comprensión de las necesidades de nuestros clientes.

Otros no se han quedado abajo y también han pivoteado, centrando sus esfuerzos en productos generadores de valor (visto en el párrafo anterior) donde el pilar primordial es el consumidor, mejor dicho, el poder de los consumidores. Es por eso que entidades privadas como ATP, NFL, NBA, General Electric, Coca-Cola, American Express, Laboratorios, Retail, entre otros, han salido del sesgo estratego comercial donde la premisa era, “los clientes se adaptan a las marcas y sus productos” y ya vemos el resultado de empresas como, Blockbuster, Kodak, Polaroid, Alta Vista y para que decir lo que hizo Uber poniendo en jaque al gremio de taxistas, entre muchas otras fueron aplanadas por ideas disruptivas y 100% pensadas en el consumidor, con una oferta de valor diferente a compañías conservadores, con soberbia, temerosas al cambio y pensando en resultados a corto plazo con un objetivo en mente, cuidar el beneficio económico. En simple palabras, hacer más de lo mismo. La revolución de la información llego para quedarse y, “es como una escalera mecánica, las empresas no pueden darse el lujo de quedarse parados y ver como esta avanza”.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/09/140908_reto_innovacion_empresas_hr

http://blogs.gestion.pe/consumerpsyco/2015/02/bienvenido-el-fracaso-al-carajo-con-el-exito-el-fracaso-como-componente-inherente-de-la-innovacion.html

imagen-1-01

La revolución de la información dejará un coletazo inmensurable a: procesos, labores, burocracia, normas, puestos y áreas de trabajo, políticas de gobierno, modelos de negocios, y por sobre todo empresas y personas con una visión doble o diplopía. Bien sabemos quienes nos desembolsemos en la industria tecnológica respecto al movimiento constante que sufre y las secuelas que deja tan magno avance INNOVADOR. Veremos desaparecer compañías y puestos de trabajo, por la miopía tanto de inversores como de su plana ejecutiva ante el temor de ser diferentes, optando por caminar en la zona de confort con una retribución al corto plazo por hacer más de lo mismo ¿y luego qué?

Big Data se encuentra en pañales y existe mucho por crear y desarrollar, la nueva era trae consigo un montón de cambios y, millones de beneficios como nuevos puestos de trabajo. Hace poco el diario el mundo analizó un estudio recogido por el observatorio para el empleo en la Era Digital y destaco 10 profesiones que serán solicitadas: ingeniero smart factory, chief digital officer, experto en innovación digital, data scientist, experto en big data, arquitecto experto en smart cities, experto en usabilidad, director de contenidos digitales, experto y gestor de riesgos digitales y director de marketing digital.

Pieza 2-01.png

Los alcances de Big Data van desde App Móviles de consumo hasta aplicaciones o soluciones de GRAN IMPACTO para sectores como; Salud, Minería, Industria Automotriz, Banca y muchos más. Para que mencionar la inversión económica que requieren estas entidades para desarrollar este tipo de iniciativas y los especialistas que se necesitan HOY. Existe una infinidad de nuevos negocios donde podemos a partir de la necesidad de los consumidores, desarrollar grandes ideas pensadas en nuestros clientes, quienes tienen el poder de escoger que bien o servicio utilizar en un mundo globalizado por los DATOS.

Para finalizar, Andrés Meirovich (Director – Génesis Partners) menciona 3 puntos importantes a la hora de innovar.El foco de Big Data se centra en la ganancia de 1) Eficiencia sobre la información, 2)Costos y 3) Calidad del producto o servicio. Es importante mirar al horizonte y desglosar detalladamente el cómo aprovechar la VARIEDAD de información, los grandes VOLUMENES de datos, el procesamiento y entrega de información que en una simple palabra es VELOCIDAD y la VERACIDAD de la información en función de la calidad de estos para disponibilidad y uso predictivo y bajo estas 4 variables crear a largo plazo herramientas que satisfagan las necesidades de cada industria y obviamente la nuestra como consumidores.

¿Qué haremos para desarrollarnos? ¿Por qué mirar la punta del Iceberg? ¿Qué valor entregaremos en un futuro a nuestros clientes? ¿Por qué hacer más de lo mismo?

En nuestras manos tenemos la respuesta, Imaginar!

 Esteban Miranda, Gerente de Servicios, Blue Solutions.